El presidente Luis Abinader convocó de urgencia a sus principales mandos militares y dispuso el cierre de la frontera debido al asesinato del presidente de Haití, Jovenal Moises.

Los mandos militares se reunirán con el mandatario para decidir el curso de acción frente a la situación generada por el magnicidio en Haití y las consecuencias que pudiera tener para la República Dominicana.

El mandatario dispuso el urgente reforzamiento de la vigilancia militar y de las acciones de seguridad en la línea fronteriza.

Haití y República Dominicana comparten una porosa frontera muy activa en el trasiego ilegal de personas y mercancías.