Dos personas del área de salud y dos adultos mayores fueron los primeros en acudir este jueves al Centro Olímpico a recibir la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19, tras oficializarse que a partir de hoy, de manera voluntaria, el personal médico, los adultos mayores y con comorbilidades pueden optar por el refuerzo del biológico.

A todos los que buscan tercera dosis se les entrega una tarjeta adicional, la cual contiene sus datos y la vacuna que recibió, explicó el encargado de la jornada, Moisés Figuereo.

El primero en recibir su tercera dosis fue el señor Alejandro Taveras de 66 años, quien esperó pacientemente para que le administrasen el biológico de Pfizer.

Luego pasó la señora Irsa de Peña, de 87 años de edad, quien explicó que acudió al centro de vacunación a acompañar a su empleada de servicio y al conocer que estaban aplicando la tercera dosis no dudó en pedir que la inocularan.

“Yo vine a traer la chica que trabaja conmigo y cuando me dijeron que iban a poner la tercera dosis, yo encantada de la vida, porque si hay que ponerse otra me la pongo también . Esto es bien para mi, mi familia y los que me rodean “, afirmó .

De Peña explicó que recibió AstraZeneca hace varios meses y que no tuvo ningún efecto adverso. “La primerita que se puso su vacuna fui yo”, dijo con vehemencia.

El pediatra Erwin García acudió con su esposa Janna Sánchez a recibir su refuerzo. Ambos fueron inoculados con Sinovac.

“Yo soy médico pediatra, con más de 40 años de ejercicio y tengo la firme convicción de que esta tercera dosis, muy por el contrario de lo que voces aguareras pretenden desacreditarla, tendrá un éxito a nivel internacional”, índico García.

El doctor manifestó que no es un conejillo de Indias , sino que es un voluntario consciente de que con su aporte se podrá llegar a pautas de vacunación mejores que a las que hasta ahora estaban llegando.

“Entiendo que sí, puede haber preocupación porque los estudios no se hayan terminado, pero iniciamos la vacuna original, sin los estudios terminados, porque estábamos en estado de emergencia, del cual aún no hemos salido. Hemos visto personas que aun estando vacunados se enferman y no solo con Sinovac”, indicó García.

Entre tanto, su esposa, Janna Sánchez, manifestó que antes del anunció en el país de que se aplicaría una tercera dosis tenían pensado ir a Estados Unidos en busca del refuerzo para tener una mayor protección ante el virus.

“Yo estaba muy clara, siempre, de que me la iba a poner (la tercera dosis), de hecho habíamos pensado viajar a Estados Unidos a ponernos una para estar mejor reforzados”, precisó Sánchez.

Tiempo entre dosis

El doctor encargado de la jornada del Centro Olímpico, Moises Figuereo, explicó que las personas que se hayan inoculado con Pfizer o AstraZeneca deben esperar tres meses para recibir el biológico de una farmacéutica diferente, mientras que los inoculados con Sinovac, cuatro semanas.

“Si les tocó primera y segunda dosis de Pfizer debe esperar tres meses para colocarse una tercera dosis de AstraZeneca o Sinovac, es decir una dosis diferente a las dos primeras”, dijo.

Continúa mejorando asistencia

Por otro lado, el doctor Moises Figuereo afirmó que la asistencia al Centro Olimpico continúa mejorando luego de la baja registrada hace varios días. Ayer se vacunaron 600 personas.