El asesino confeso del ministro dominicano de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, cometió el crimen porque el funcionario no le concedió un permiso de exportación de baterías usadas, según el expediente del Ministerio Público, dado a conocer parcialmente este miércoles mediante un comunicado.

Miguel Cruz, amigo de infancia de Jorge Mera, se presentó en las dependencias ministeriales cerca de las 11.00 de la mañana del lunes y allí mantuvo una reunión con el director Nacional de la institución, Juan Manuel Cuervo, quien se percató de que el imputado se encontraba muy alterado.

Fuente EFE