• Mar. Dic 6th, 2022

Concluye Congreso de Normas Comunitarias en el Distrito Nacional

PorEl Sol de las Noticias

Nov 22, 2022

El Presidente Luis Abinader destacó el compromiso asumido por 44 barrios del Distrito Nacional, quienes acordaron una serie de normas comunitarias las cuales tienen como objetivo contribuir a mejorar los  problemas de convivencia, los cuales se han convertido en la principal causa de violencia social en  el país.

Entre las normas aprobadas por los líderes comunitarios de los principales barrios del Distrito Nacional, se encuentran la reducción de la música alta a partir de las 10:00 de la noche, recoger la basura, contribuir al medio ambiente y fomentar los valores cívicos.

Al pronunciar el discurso central durante el acto de Clausura del Primer Congreso de Normas Comunitarias, realizado en el Club San Carlos,  por el Ministerio de Interior y Policía, dentro de la Estrategia Integral  de Seguridad Ciudadana «Mi País Seguro»,  el mandatario elogió la decisión y el compromiso asumido por el liderazgo de esos sectores.

 El acto también  estuvo encabezado por el  ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, el viceministro de Gestión Migratoria y Naturalización, Juan Manuel Rosario, responsable de la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana “Mi País Seguro” en el Distrito Nacional, y el director de la Policía, mayor general Eduardo Alberto Then, quienes valoraron el esfuerzo de los comunitarios, ya que dicha iniciativa constituye un gran paso de avance para reducir los conflictos sociales en cada uno de esos  sectores.

La medida, que cuenta con el apoyo de la Alcaldía del Distrito Nacional, la Fiscalía y la Policía también establece cómo promover valores cívicos, respetar las leyes de tránsito, colaborar con las autoridades en el mantenimiento del orden y la paz, cuidar el medio ambiente, rechazar la violencia, cooperar con la limpieza y cuidar los espacios públicos del barrio.

El ministro Vásquez Martínez valoró la integración y el compromiso asumido por el liderazgo de cada uno de esos sectores, ya que la mayoría de los hechos que se registran en el país, son por problemas de convivencia.

Dijo que estas normas buscan también  garantizar la seguridad ciudadana con el concurso de los buenos y nobles dominicanos, ya que la seguridad es fundamental para la sana convivencia.

Agregó que, con este objetivo y el consenso de la Alcaldía del Distrito Nacional, el Ministerio Público y la Policía, ya 44 barrios de la capital aprobaron este manual de normas de convivencia en donde entre otras cosas se acordó bajar el volumen de la música a partir de las diez de la noche y hasta las diez de la mañana del día siguiente.

“Vamos a trabajar con los líderes comunitarios, religiosos, con la gente buena de los barrios, que son la inmensa mayoría, quienes han asumido el compromiso de dar seguimiento al cumplimiento de estas normas comunitarias.

Con el lema “Juntos sí, solos no, vámonos con Dios”, provocó la ovación y aplausos de los presentes quienes manifestaron su respaldo y compromiso con las normas comunitarias, las cuales se enmarcan dentro de la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana Mi País Seguro.

Vásquez Martínez destacó el avance y la integración de los líderes comunitarios que trabajan en esta iniciativa, algo sin precedentes en la historia dominicana en materia de seguridad ciudadana.

Recordó que «en el país de cada tres conflictos sociales, dos son por convivencia y uno por delincuencia, lo que fortalece más aún la necesidad de trabajar de la mano con los líderes comunitarios y religiosos de cada barrio».

De su lado, el viceministro Juan Manuel Rosario, coordinador responsable del Distrito Nacional  destacó la necesidad de la conciliación y el trabajo mancomunado entre agentes policiales y  comunitarios.

Reveló que desde que asumió la coordinación del Distrito Nacional en materia de seguridad en nombre del ministerio, se ha trazado como norte la integración comunitaria sin importar banderías políticas, a fin de lograr los resultados esperados, como ha ocurrido hasta el momento.

Dijo que la clausura de este primer seminario ha sido el resultado de un amplio trabajo de talleres, capacitación y actividades deportivas y culturales.

Manifestó que el compromiso asumido por ese liderazgo evidencia la visión, compromiso y apoderamiento con un tema de tanta importancia como lo es la seguridad ciudadana.

Anunció que tiene previsto para los próximos días realizar un  recorrido encabezado por el ministro Vásquez Martínez por los diferentes barrios de la Capital.

Al acto también asistieron

el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), vicealmirante José Manuel  Cabrera Ulloa; el contralor general de la República, Catalino Correa; el director de la Policía Turística, general Minoru Matsunaga,   el director de Desarrollo Provincial Ángel de la Cruz, y el destacado neurocirujano José Joaquin Puello, director del Centro Cardio Neuro Oftalmológico (Cecanot)entre otras personalidades.

COMPROMISO COMUNITARIO.

Entre los sectores que han asumido las normas comunitarias se encuentran:  Gualey, Capotillo, Villa Consuelo, Cristo Rey, El Caliche, La Ciénaga, Los Kilómetros, María Auxiliadora, Mejoramiento Social y Villa María.

También 27 de Febrero, Las Cañitas, Ensanche Espaillat, Luperón, 24 de Abril, Simón Bolívar, Guachupita, Los Guandules, Villas Agrícolas, Villa Francisca, La Zurza, La Puya de Arroyo Hondo, San Carlos, Los Ríos, La Esperanza, Las 800, Los Callejones, Barrio Azul, Barrio Cuba, Los Vecinos, La Guayubín, Los Pinos y Villa Marina, entre otros.

NORMAS APROBADAS.

Además de reducir los ruidos después de las 10 de la noche, los comunitarios se comprometieron:

 Cultivar valores cívicos.

Colaborar con las autoridades en el mantenimiento del orden y la paz comunitaria.

Respetar las leyes de tránsito.

Cuidar el medio ambiente.

Rechazar la violencia.

Comunicar las actividades que pudieran generar molestias a nuestros vecinos.

Cuidar de los espacios públicos del barrio.

Colaborar con la limpieza de la comunidad y la colocación de la basura en lugares apropiados.

Las autoridades civiles, policiales y militares se comprometen a colaborar, dar seguimiento y apoyar a los comunitarios en el alcance de los objetivos que se han propuesto.