Alemania va a reservar el uso de la vacuna AstraZeneca a las personas mayores de 60 años después de varios casos de formación de coágulos sanguíneos, anunciaron el martes los ministerios de Salud regionales y federales.

Sin embargo, los menores de 60 años que lo deseen podrán decidir recibir la vacuna, pero sólo después de “consultar a un médico que practique la vacunación (…) y un análisis personalizado de los riesgos”, señalaron los ministros de las 16 regiones alemanas y el ministro federal, en un comunicado al término de una reunión.

Los menores de 60 años que ya hayan recibido una primera dosis de esa vacuna podrán decidir: o se vacunan con la segunda dosis o esperan a la recomendación de la comisión de vacunación (STIKO) sobre ese asunto, que en principio llegará a finales de abril.