Mientras los ojos internacionales están al pendiente de la creciente tensión que existe entre Rusia y Ucrania y la posibilidad de una invasión de los primeros, el presidente Luis Abinader también manifestó preocupación con relación a esa problemática.

Durante su participación en una actividad de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el jefe de Estado expresó que un conflicto bélico agudizaría más la crisis económica, de la que se viene recuperando el mundo desde el impacto de la pandemia de coronavirus (Covid-19).

«Ahora tenemos una crisis militar que esperamos que Dios se apiade de nosotros y del mundo para evitar cualquier situación que nos va a ser de consecuencias muy negativas tanto humanas, porque una guerra siempre deja grandes víctimas, además de las consecuencias económicas», habló Abinader al momento de tomar la palabra y hablar sobre los proyectos que tiene para la Uasd.

Las declaraciones del mandatario suceden semanas después de que el Ministerio de Relaciones Exteriores emitiera un comunicado en donde instaban a ambas naciones, al igual que a los Estados Unidos (EE.UU.) evitar una confrontación que traería «consecuencias de grandes proporciones».

“En consonancia con nuestra tradicional vocación de respeto al derecho internacional público y la búsqueda de soluciones pacíficas a las controversias, el Gobierno dominicano hace un llamado a nuestros aliados y amigos de Europa y las Américas, sobre todo a Estados Unidos y Rusia, a bajar la tensión, a replegar de inmediato los activos militares en la zona en cuestión y a buscar una salida pacífica a esta crisis, que respete la integridad territorial y la seguridad de todos los países, en especial de Ucrania”, expresaba el documento dado a conocer a inicios de mes.

Está mañana, la agencia de noticias EFE reportó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, consideró que la amenaza de invasión de Ucrania por parte de Rusia es «muy alta» y apuntó a la posibilidad de que se produzca en «unos días».

En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca antes de partir de viaje al estado de Ohio, Biden añadió en cualquier caso que «aún es posible» una solución por la vía diplomática.